ecoamigable
Extra Craps

Moda consciente: 5 materiales eco-amigables para la industria textil

Este 2019 empezó lleno de eventos de moda que fomentan una relación armoniosa entre la industria textil y el medio ambiente. Cada vez es más frecuente encontrar iniciativas que promuevan lo ecoamigable y nos alegramos por ello.

Vimos materiales como el piñatex, creado a base fruta y el cuero vegano, elaborado a base de flores. Pero, en Craps nos encanta la onda ecoamigable, así que hicimos un poquito más de research y te mostramos 5 materiales ecoamigables con los que se pueden elaborar ropa y que tal vez no conocías.

1. Cáñamo

El cáñamo es mucho más ecoamigable con el medio ambiente debido a la durabilidad de las prendas que se pueden obtener, ya que es hasta tres veces más fuerte que el algodón. Además, se puede cultivar cáñamo sin utilizar fertilizantes y se invierte la mitad del agua que se necesita para cultivar algodón (aprox. 1.400L. por cada Lb)

Ninguna de las plantas de cáñamo se pierde durante la cosecha, lo cual lo convierte en un material fácilmente renovable.

Fibra de cáñamo (Foto: Mundo Textil)

2. Bambú

La tela de bambú se fabrica a base de la celulosa de la planta, no requiere de químicos fuertes para el proceso y, además, se usan métodos que reducen el uso de agua en su producción.

Además de ser ecoamigable, el bambú tiene dos cualidades increíbles: puede protegernos de los rayos ultra violeta y es antialérgico.

Fibra de Bambú (Foto: bambu.ropainteriorjulia.es)

3. Leche

Sí, leche ⭐⭐⭐

El tejido se produce a partir de la caseina, una proteína que contiene la leche y es súper resistente al agua.

Esta increíble idea es de Anke Domaske, fundadora y directora de la empresa alemana Qmilk. Para producir esta fibra láctea solo se necesitan 2L. de agua por cada Kl. de fibra, esto sumado a que solo se emplean leches en descomposición mezcladas con otros materiales naturales como la miel de abeja.

¿Podrá existir algo más ecoamigable que esto?

Al igual que el bambú, es perfecto para las personas que sufren problemas en la piel, ya que contiene 15 aminoácidos que ayudan a proteger y nutrir la piel.

Anke Domaske con la producción de fbra de leche. (Foto: Larazon.es)

4. Matuba Bark

Esta fibra es obtenida de un árbol llamado Matuba, crece en Uganda y en el 2005 la UNESCO la proclamó patrimonio cultural intangible del mundo.

El proceso para crear la fibra es sencillo y ecoamigable. A la vez que la corteza del árbol es extraída, esta recubre al árbol para protegerlo de infecciones y, a lo largo del año regenera su corteza por sí mismo.

La corteza obtenida se hierve para convertirse en un material más blando y es en ese momento que está lista para ser transformada en fibra textil.

Fibra textil de Matuba Bark. (Foto: Mundo Textil)

5. Muskin

El muskin es un material en su totalidad vegetal, pues proviene de un hongo parasitario llamado Phellinus Ellipsoideus que crece en bosques tropicales.

Muskin ha sido desarrollado por una empresa italiana, Grado Zero Espace, especializados en el estudios de materiales y tecnologías innovadoras para el desarrollo de nuevos productos manufacturados.

Al no contar con sustancias tóxicas en el material, y además liberar la humedad de forma rápida, el muskin es perfecto para la elaboración de zapatos, correas de reloj o guantes.

Su producción actual es de 40 a 50 metros cuadrados por mes.

Prendas elaboradas con muskin. (Foto: Leather Dictionary))

Estos son los 5 materiales ecoamigables que nos hicieron pensar un poquito más en el planeta.

Tal vez no todos podemos invertir en materiales ecoamigables para reducir el mal que venimos generando pero, algo que sí podemos hacer es enfocarnos solo en lo que es necesario al momento de comprar. De esta forma, ayudamos a reducir el impacto que generamos día tras día por comprar algo que desecharás en un par de meses.

¿Sabías que, la industria de la moda es la segunda más contaminante en el planeta? Pues mira, el mar de Aral se redujo al 10% de su volumen y esto es producto de la mala práctica de irrigación para el cultivo de algodón.

Mar de Aral, Kazajistán. (Foto: Patrimonium)

♻ Última recomendación: REUSA, REDUCE, RECICLA💚

¨You can feel the revolution in clothes.¨
Diana Vreelander