diseño moda en perú
Entrevistas

Retos en el diseño de moda en Perú. Hablamos con Ladrón de Guevara, a propósito de sus ladritunics.

El viernes pasado Craps se juntó con una de las marcas más experimentales de nuestro país, Ladrón de Guevara, a propósito del lanzamiento de sus nuevas ladritunics, una propuesta que intersecta el textil con la tecnología. Aprovechamos ese tiempito, además, para que Ladri, su director creativo, nos cuente un poco sobre los retos que él aún percibe en el diseño de moda en Perú.

Las ladritunics, la interdisciplinariedad hecha indumento

diseño de moda en perú
Ladri, el director creativo detrás de Ladrón de Guevara. Foto: Asia Sur

Ladrón de Guevara es una marca peruana que empezó en el 2014. Desde que se convirtió en un proyecto más serio, Ladrón de Guevara ha buscado incorporar en sus prendas los principales cuestionamientos sociales que llegaban a la mente de su director creativo, Ladri. Es por ello que, por ejemplo, se convirtió en una marca genderless. Asimismo, la marca tampoco funciona a partir de colecciones, sino apuesta por productos en solitario, lo cual implica menos prendas, menos materiales y menos impacto ambiental.

El viernes pasado lanzaron sus nuevos productos, las ladritunics.

Estas prendas, confeccionadas de un polyester que permite que se percuda menos –y con ello, menos necesidad de gastar agua para lavar la prenda-, tienen la peculiaridad de que parte del estampado puede ser leído por un aplicativo que genera realidad aumentada.

O sea, pasa esto.

Eso permite, como nos cuenta Ladri, que se genere un co-diseño con el usuario. Cualquiera que compre alguna de las ladritunics puede descargarse el aplicativo Tecstil (disponible en Android y App Store) y utilizarlo. Al abrir el aplicativo, este leerá el estampado y el usuario podrá interactuar con los nuevos diseños en realidad aumentada que se forman sobre la prenda.

Muy chévere, ¿no?

Para adquirir estas hermosas ladritunics entra a la página de Ladrón de Guevara 💜💚

Sin duda, en Craps nos pareció una propuesta de diseño muy interesante e innovadora. Sin embargo, nos hizo cuestionarnos sobre la frecuencia con la cual vemos este tipo de propuestas experimentales en el diseño de moda en Perú. Es por ello que aprovechamos la entrevista con Ladri para saber su opinión sobre los principales retos y necesidades que tiene aún el diseño en nuestro país.

“Aún estamos en un estado embrionario”

Es un consenso que el diseño de moda en Perú aún está en pañales y que hay mucho por hacer. Ladri, quien tiene años de experiencia en la labor docente en la Universidad de Palermo (Buenos Aires) y en la UPC (Lima), nos da una perspectiva más aterrizada sobre lo que está pasando con la forma de enseñar diseño de moda en Perú y con los nuevos estudiantes.

¿A dónde se fue el pensamiento libre?

Ladri nos comenta que uno de los principales problemas que ha observado en sus años de docencia en el Perú es la resistencia de los estudiantes de moda a pensar por sí mismos.

“Quieren que les digas qué hacer, tienen miedo de la libertad”

Esto, en su opinión, puede rastrearse hasta la forma en la que funcionan las familias: “la familia es muy mamá gallina y papá gallo”. La sobreprotección de la familia, de acuerdo a Ladri, puede ser esa razón por la cual la mayoría de estudiantes que llega a los salones de diseño de moda tiene dificultades para poder proponer ideas por sí mismos.

Asimismo, esta dificultad se puede relacionar concretamente con dos aspectos: la falta de autonomía y la ausencia (o mal uso) de referentes locales y actualizados.

De acuerdo a Ladri un componente imprescindible dentro del proceso de creación de todo diseñador debería ser la reflexión y el acercamiento a sí mismo.

“Muchos diseñadores copian en vez de mirarse a sí mismos”

Sabemos que con tanta información dando vuelta en Internet, todo puede parecer que ya está hecho. Sin embargo, Ladri menciona que lo que existe es autenticidad, no originalidad. Ser auténtico, como él nos explica, es ese proceso interno en el que uno se tiene que conocer a sí mismo.

¿Suena difícil? Ladri acepta que sí lo es.

“Es difícil, en especial, porque vivimos en una sociedad que te trata de encasillar en posturas que ya se conocen; que te trata de decir quién eres”

Además, añade,

“En otros contextos, la individualidad es un factor de valor. Acá, la individualidad es un factor de crítica. Necesitamos entender que conectarnos con este lugar individual no es malo, es necesario”

La autonomía para pensar libremente y para poder expresarse y construirse es uno de los pilares que debería estar presente en la formación de un diseñador. Lamentablemente, desde lo que nos comenta Ladri, los estudiantes  de diseño de moda en Perú llegan con la costumbre de hacer y pensar de acuerdo a mandatos de terceros… y cómo no si la enseñanza escolar está orientada en base a las reglas y la obediencia.

Esta falta de propuestas autónomas también se puede observar en la ausencia o mal uso de referentes de moda.

De acuerdo con su experiencia en aulas, Ladri nos comenta que los estudiantes llegan con las mismas referencias todos los ciclos: Chanel y Gucci. Ambas casas de diseño, como bien lo remarca nuestro entrevistado, son de antes de los 50s.

Esto en sí creemos que no tiene nada de malo, pero dado todo lo anterior, abre el cuestionamiento sobre qué tanto su cabeza está metida en el mundo del diseño.

“Nadie sabe el contexto actual del diseño”, sentencia Ladri.

Sin embargo, si bien algunos llegan con referentes locales de moda (lo cual siempre es bueno), hay un mal uso de estos.

“El referente te tiene que ayudar a decir ‘wow, qué buena chamba haces, yo quiero lograr tener una chamba así’. Este te tiene que empoderar para llegar a tu verdadero yo, no te tiene que empoderar para copiarlo.”

Eco a eso último.

Ser diseñador no es lo mismo que ser doctor

Algo que nos comenta Ladri es que es necesario tomar en cuenta las particularidades de las carreras de diseño, en especial en lo que se refiere a los requisitos para la plana docente.

“Para las disciplinas creativas no es muy recurrente tener maestría. Lo que te define es tu chamba, no un cartón.”

Con ello en cuenta, las exigencias de la ley universitaria pueden ser favorables para algunas carreras pero perjudiciales para otras. Y vemos esto muy claro en el diseño de moda en Perú.

Esto también nos da una pista de que la educación se está entendiendo –erróneamente- de forma homogénea, sin tomar en cuenta las particularidades y la diversidad de saberes que abarca. Finalmente, quien se perjudica más de esto son los alumnos.

“El LIF Week es un monopolio”

La última problemática sobre el diseño de moda en Perú se relaciona con las plataformas de visibilización.

Ante el mal uso de referentes locales y la ausencia de propuestas actualizadas, es necesario presentarles a los estudiantes de moda nuevas fuentes de inspiración con las cuales puedan construir su identidad como diseñadores. Para ello es necesario poder darles un espacio a los diseñadores que presentan propuestas novedosas y experimentales.

Para Ladri, el Lima Fashion Week, siendo la plataforma más reconocida del diseño de modas en Perú, es un espacio que no debería ser el único en su categoría y que, aun así, debería estar más abierto a nuevas propuestas.

“[La moda en Perú] es un sector que necesita respirar otros aires”

De acuerdo a Ladri, la solución a estas problemáticas son a largo plazo. Cambiar la situación es difícil, pero estamos seguros que de tanto en tanto saldrán diseñadores que inspiren a otros. Por mientras, estamos súper emocionados con las ladritunics de Ladrón de Guevara.

En Craps esperamos que propuestas novedosas y experimentales como las de Ladrón de Guevara puedan cambiar poco a poco la forma de entender la creación en el diseño de modas en Perú.