fashion bloggers peruanas
Discusiones

3 problemas en los videos de las fashion bloggers peruanas

Ya antes habíamos escrito sobre las fashion bloggers peruanas y su contenido en Instagram. Ahora, hemos vuelto al acecho pero viendo los videos (o vlogs) que suben a YouTube. Después de chequear el “variado” menú de temas que ofrecen y ver algunos que nos llamaron la atención, encontramos tres problemas que nos hacen volver a ver con lupa qué cosas no están diciendo estas chicas.

fashion bloggers peruanas
Algunas de las fashion bloggers más populares de Lima. Foto: Fashionindahat.com

En un anterior post habíamos dicho que las 3 bloggers limeñas con mayor número de seguidores en Instagram tenían muchísimas cosas en común, como una vida llena de lujos y felicidad en pareja. Esto nos llevó a nosotros a pensar sobre de qué forma se podría estar estandarizando la idea de felicidad y éxito en sus seguidoras más jóvenes.

Explorar el discurso en sus contenidos audiovisuales puede parecer diferente, pero no es tanto así. Recordemos que todas ellas son marcas y todo lo que salga de sus plataformas es un pedazo de lo que ellas han construido para venderse. Ojo, si esto es genuino o no, no es la intención de este post.

Lo que sus videos en YouTube nos permiten explorar es cómo ellas desarrollan los discursos que exponen, a veces, de forma muy ligera y rápida como caption en sus fotos de Instagram.  Además, es en los videos que las fashion bloggers peruanas también retoman ciertos temas que sus seguidoras les piden que hablen.

Basta de introducciones y vayamos al grano.

1. ¿Quién nos está vigilando?

Sí, entiendo que vivimos alrededor de personas y que es importante verse bien (como sea que uno entienda eso). Es sobre esa idea que existen y sobreviven las pachotadas como los códigos de vestimenta (por ejemplo, no ir a una reunión de trabajo en sandalias).

fashion bloggers perú
Noticia a raíz de la presentación del ex presidente uruguayo, Mujica, en una reunión oficial. Extraído de: RT en Español

Uno de los videos que revisamos era sobre tips de moda, con preguntas elaboradas desde las seguidoras de una fashion blogger de Lima. En este video hubo una pregunta en específico que me dio a pensar muchísimo sobre este primer punto.

“¿Es correcto ponerse un reloj plateado con unos aretes dorados?”

(O algo así)

Lo interesante es cómo se formula la pregunta: ¿ES CORRECTO?

¿Quién podía decir si era correcto o no? ¿Existe algún marco normativo que se refiera objetivamente sobre estos casos?

Probablemente si la pregunta hubiera iniciado con “¿qué piensas de…?” o “¿qué te parece…?” no me hubiera llamado tanto la atención, pues se estaría solo buscando una opinión. Muy parecido a lo que cualquiera hace cuando se va con su amigue a comprar ropa.

El objetivo de la pregunta que se expuso en el video, y desde nuestro punto de vista, no era buscar una opinión. Era validar la decisión por esa combinación;  saber si estaba bien o mal.

De ahí nace este primer problema respecto a lo que se dice en los videos de las fashion bloggers peruanas: ¿quién está vigilando estas reglas de lo que se puede o no se puede combinar?

Dejémonos de tonteras: es obvio que nos miran y que nos juzgan a partir de cómo nos vemos.

Eso es claro y creemos que no hay mucho que discutir sobre eso. El problema empieza cuando esa vigilancia se vuelve un fantasma y se convierte en una autorregulación. Esto es, que la preocupación por el que dirán es tanta que ya no nos permitimos tomar decisiones a la ligera. La incertidumbre ante la respuesta del otro es tanta que al parecer nos preocupa si alguien pueda notar que llevo un reloj dorado cuando tengo aretes plateados. A eso se le suma el qué pensara de ello y qué dirá eso de mí.

Nosotros somos los que nos vigilamos

Esto viene relacionado a algo muy interesante. Necesitamos regularnos (saber qué nos queda, qué está de moda, qué combina) y vigilarnos (no cometer errores) para poder combatir la incertidumbre sobre el qué dirán. Pensémoslo: ¿no es mucho más fácil adquirir algo que ya sabes que está pre-aprobado y así te ahorras el proceso (incertidumbre) de ponerlo a prueba por ti mismo (y fallar)?

Las fashion bloggers peruanas son la perfecta herramienta para “no morir en el intento”, aunque lo que resulte de eso es dejar de intentar cosas. Ellas son como hadas madrinas que te eximen de pasar por esa incertidumbre al decirte:

“Sí, es correcto llevar un reloj dorado con aretes plateados. No te preocupes.”

Al combatir la incertidumbre a través de la salida fácil de dejar que otros decidan por ti, también se está perdiendo la confianza en los gustos de uno mismo. Y, ¿es que no puedo confiar ni en mi propio criterio para escoger ropa y por eso necesito que alguien me diga si está bien lo que hago? Estamos dejando de escoger nuestras propias posibilidades. Estamos dejando de pensar por nosotros mismos.

Me veo al espejo y decido: me gusta o no me gusta. Recordemos que es a nosotros a quien nos tiene que gustar nuestra imagen, no tenemos por qué poner nuestras decisiones a deliberación ajena. Al menos, no sobre esto.

2. El discurso del amarte a ti misma

El segundo problema con el que nos encontramos al ver los videos de las fashion bloggers peruanas es que este discurso de la aceptación y el amor a sí misma, guarda una inconsistencia con el contenido que presentan. Y no podemos dejarlo pasar.

Últimamente se han dado varias denuncias mediáticas sobre la falta de diversidad e inclusión en bastantes esferas de la moda (como el escándalo de la última campaña de Dolce & Gabbana) y el aplauso de algunas otras iniciativas (como la presencia de la modelo con vitiligo en desfile de Victoria Secret). Ante ello, el discurso del ámate y acéptate cómo eres ha calado bastante en las fashion bloggers peruanas. Al menos, de las que hemos visto.

En varios de sus videos de YouTube, se hacía referencia a que no todas tenemos los mismos cuerpos y que debíamos aceptar estas singularidades. Esto nos sonaba bastante al discurso de body positive (movimiento que abraza las particularidades del cuerpo) y parecía estar todo bien.

Hasta que…

Seguimos viendo videos y encontramos que, aunque se habían mandado con este discurso del amor propio, luego el contenido se orientaba nuevamente a recomendaciones para poder tapar rollitos o verse más alta.

Incluso, en un video sobre trucos para estilizar tu cuerpo, nos encontramos con una introducción en la que la blogger mencionaba que ella no era partidaria de las reglas de moda y que “si eres gordita, no tienes por qué vestir todo de negro”. Ella quería dejar en claro en esta parte introductoria que lo importante era que sus seguidoras se sientan cómodas con su propio cuerpo y que ese amor propio haría que ellas pudieran vestir lo que quieran.

Y luego les hablas de cómo esconder sus rollitos, ¿verdad?

Creo que el “ámate a ti misma” está medio confuso en este aspecto.

Sin embargo, vimos en los comentarios que la mayoría de seguidoras en realidad aplaudían las palabras de la blogger, así que no seremos tan hater. Tal vez el problema somos nosotros que nos quejamos mucho…

No es solo un cambio de mentalidad

Lo que hace que el body positive que sea un movimiento tan bonito es que no propone solo un cambio de mentalidad (que sería el “ámate más”) sino un trabajo en equipo entre cómo te sientes contigo misma y cómo te ves. La clave, desde nuestro punto de vista, es la combinación de estos dos aspectos. El body positive trabaja en el “acéptate y amáte” y a la vez en el “muéstrate cómo eres”. Es por eso que las campañas que utilizan este principio se basan en visibilizar diversos volúmenes de cuerpos (gordos, flacos, etc), formas (caderas anchas, espalda ancha, etc.) y particularidades (estrías, celulitis, etc.).

fashion bloggers peruanas
Campaña 2017 de la marca Missguided

Con esto queremos decir que no se puede priorizar la mente por sobre el cuerpo. Este último debe dejarse de pensar como la parte pasiva que lo único que hace es ser expresión de un yo interno, correspondido con la mente. El cuerpo no solo es expresión de nuestra identidad, también la crea.

La construcción de nuestra identidad (una en la que nos aceptemos como somos y lucimos) pasa también, entonces, por poder estar cómodas con las decisiones que tomemos acerca de lo que nos ponemos todos los días. Sin duda, es raro pensar que las fashion bloggers peruanas pasan por alto el potencial creador de la vestimenta para nuestra identidad.

Nuevamente, la inconsistencia entre el contenido del video y el discurso seudo body positive es que las fashion bloggers peruanas nos dicen que debemos amar nuestro cuerpo tal y como es, pero que podemos disimular lo que no nos gusta de él.

¡Que alguien nos explique en qué momento está la aceptación!

3. Oufits del terror.com

Algo en común que encontramos entre las fashion bloggers peruanas fue el video sobre fotos antiguas.

fashion bloggers peruanas
Uno de los videos revisados sobre fotos antiguas. Extraído del canal del blog Le Coquelicot

La mayoría de ellas mostraron en estos videos fotos de sí mismas cuando se estaban iniciando como bloggers. La constante que encontramos fue la referencia a una evolución en su vestimenta, maquillaje y poses, y la explícita burla y arrepentimiento hacia dichas decisiones.

En realidad, esto es bastante divertido de ver. Pero, nuestra labor de criticones pudo más.

¿En qué medida esta idea de “antes me vestía horrible, ahora me visto mejor” posiciona la experimentación y el juego como pasos solo para llegar a algo mejor y no como actitudes constantes?

Dicho esto, la identidad sería una meta fija al cual se llega luego de probar con muchas cosas. La experimentación o “los outfits del terror.com” son un paso previo que te encaminan para eventualmente llegar a tu identidad. Y cuando llegas… pues llegaste y estás en tu cúspide: has logrado tu “real” identidad (que es a donde supuestamente han llegado estas fashion bloggers).

Un criterio que ellas utilizan para explicar sus “fails” antiguos (y este proceso de experimentación) es que eran jóvenes y no sabían quiénes eran aún. ¿Es así? ¿Mi adolescencia es solo un proceso de equivocarme y aprender, a miras de que luego ya tenga en claro quién soy?

Para nosotros, la identidad no es una meta a la cual aspiras a llegar luego de muchas equivocaciones o intentos. La identidad se hace y se rehace al gusto de uno y de acuerdo a diversas circunstancias personales, sociales y culturales. No hay solo una identidad y, definitivamente, tampoco existe una mejor o peor versión de uno mismo.

Bonus: Amiga, no te hagas

Todo esto probablemente puede llevar a la siguiente reacción: “El contenido de los videos está hecho para ser entretenido y nada más. ¿Por qué te lo tomas a pecho, causa Craps?”

Sí, todos tenemos derecho a tener nuestra opinión personal sobre las cosas y si las fashion bloggers peruanas quieren burlarse sobre ellas mismas y sus decisiones, por nosotros todo bien. Pero hay que tener en cuenta que para sus seguidoras, no es cualquier opinión. No es como escuchar lo que opina la señora de la bodega. Esto queda claro cuando vemos que en la mayoría de comentarios las seguidoras muestran su admiración hacia las bloggers.

Las opiniones de las fashion bloggers, ya sea para decir que las balerinas ya no van o para recomendar cómo tapar los rollitos, son emitidas desde una posición determinada. En este caso, es de una posición de autoridad, al menos para sus seguidoras y con respecto a la moda y la belleza. Es ingenuo pensar que la opinión de las fashion bloggers peruanas es intrascendente para sus seguidoras, en especial porque el trabajo de aquellas se basa en construir reconocimiento y admiración.

Y, si no suena convincente, les dejamos este comentario encontrado en uno de los videos de fotos antiguas.

fashion bloggers peruanas
Comentario extraído del video “Mis looks: antes y después” del canal de YouTube de Tana Rendón

¿Esta chica se volverá a poner lo que se ponía todos los días? 🤔🤔🤔

 

Foto de portada por: Sarah Mazzetti